domingo, 8 de febrero de 2015

ORDENES MILITARES Y FREIRES EN EL CONCEJO DE SOS

Las órdenes militares son corporaciones nacidas para luchar contra los moros, cooperando a la Reconquista y asegurando el orden, protegiendo a los peregrinos y desvalidos.
Durante el proceso de la Reconquista y en el período que siguió a ésta se hizo necesario repoblar y defender las tierras recién recuperadas. En esta tarea, además de en la propia guerra, jugaron un papel esencial las Órdenes Militares. Transformada la Reconquista en una Cruzada, y derivándose de la propia estructura del territorio, extenso y poco poblado, fueron estas institu­ciones, mitad religiosas y mitad militares, las que reafirmaron el dominio cristiano en toda su demarcación.
Ya en 1131 Alfonso I hizo una serie de donaciones a las Órdenes militares para atraerlas a su reino, que vino a ser el principio de su establecimiento en nuestra comarca. Así, donó una importante cantidad de bienes en la comarca de Sangüesa: un palacio real en ese lugar, los diezmos y primicias sobre su iglesia de Santa María, y las rentas en el burgo nuevo de esta población, además de tierras en Sangüesa, un collazo en Sos y en Uncastillo.[1]
Caballero de la Orden del Temple
En 1134 la orden del Temple recibió otras heredades en Sos[2] y en 1154 la misma Orden recibió más heredades en Unum Castrum (Uncastillo)[3] y en Ejea[4], también en Tauste, en 1163, Alfonso II donó tierras a los templarios[5] y en 1166 María de Artieda donó al Temple más heredades en Artieda, villa jacobea ubicada en la comarca de la Jacetania en la que la Orden del Temple tuvo las encomiendas de Luna y Añesa. El actual despoblado de Añesa, o Aniessa, fue donación de Galindo Garcés de San Vicente, en junio de 1143.[6]  La encomienda de Añesa se constata ya desde 1157, año en el que los templarios le otorgan carta de población, y como consecuencia de ello se edificó la primera iglesia. En septiembre de 1301 era Pascual de Alfaro comendador del convento de Añesa y figuraba como novicio de la Orden, y en 1307 ya habría obtenido el grado de caballero templario.
Otra Orden Militar que se instaló en la comarca fue la de los hospitalarios de San Juan de Jerusalén, que habían recibido la donación del castillo y la villa de Castiliscar de parte de la condesa Jusiana en 1176, lo que hizo que la mayoría de los bienes de ésta Orden se acumularan en ésta zona, y su presencia quedará plasmada en 1192 con la organización de una encomienda en dicha villa.Debido a su cercanía, con el concejo que más litigios y pleitos sostuvo esta encomienda fue con el de Sos.
Escudo de la Orden de los Caballeros Hospitalarios
 En los primeros tiempos como plaza militar, es probable que Castiliscar dependiera de Sos y en sus tierras labraran vecinos de este concejo[7].Los problemas para poblar la zona terminaron con su enajenación en manos hospitalarias, lo que provocará una nueva delimitación de términos en 1179 deslindando el monte. Para ello se reunieron ambas partes: el castellán de Amposta D. Bernardo de Autes y D. Pedro de la Peça, prior de la abadía de Sos. En el documento que redactan, el rey Pedro II, hace mención del campo o término que los de Sos habían convenido dar o reconocer a los freires de Castiliscar.[8]También en ocasiones establecían contratos de ayuda mutua que beneficiaran a ambos concejos, como es el caso de la donación por parte de Sos, en 1200, de un campo para que la Orden construya allí una infraestructura de regadío que se supone sería de uso común[9]
El protagonismo del concejo de Sos impedirá una mayor presencia del Hospital, más interesado en Castiliscar y Ejea, aunque siguió poseyendo un buen lote de bienes, que se reflejan en documentos fechados entre 1192 y 1203[10]


Freires de la orden hospitalaria en el concejo de Sos


Año 1089
Vecinos (probablemente del concejo)
Gil Merino
Sancho de Fillera
Pedro Guerra
García Semenons de Sosito

Año 1089
Alcalde: Fortín Sanz
Presbítero: Lupo
Vecino: Aznar Johannes de Sosito

Año 1129
      Alcalde: Sanz Garceyz

      Año 1159
      Escribano: Don Gaiet

      Año 1189
      Vecinos:
Sancho de Fillera
Pedro de Guerra
Gil Merino
G. Semenons de Sosito

Año 1190
      Vecinos:
Sancho de Fillera
Pedro de Guerra
Gil Merino
G. Semenons de Sosito
Sancho López
Johan de Castaña
Johan de Covallo

Año 1200
      Alcalde: García de Rua
Vecinos:
Sancho de Ninno
Enneco Cepolla
Johan Sanz de Cepolla
Martín de Blasco Ennecons
Johan Necons
García Ennecho Arnaia
Pedro Feliçana
Don Filip de Riel
Garsía Pedrez
Pedro Bonet
Gil Merino

Año 1207
Vecinos (miembros del concejo)
Sancho Abad de Ull
Don Miguel de Luesia (milite)
Exime d´Aznar

Año 1212
Vecinos (miembros del concejo)
Don Miguel de Luesia (milite)
Exime Cornel
Aznar Pardo
Exime d´Aznar
Martín Iñiguez

Año 1244
Alcalde: Don Sanz d´Arrua
Notario: Doña Felicia Gil
Escribano y jurado: Martín d´Agüero

Años 1253-1254
      Escribano y jurado: Martín d´Agüero

      Año 1266
      Escribano y jurado: Exemen de Mondella
      Vecinos:
Don Domingo de la Pieza
Don Martín Chorino
Don Sancho Chorino
Don Domingo Cepolla
Johan Roy
García Alinz

Año1287
Jurado: Miguel de Paul
Escribano y jurado: Fortún Sánchez

Año 1291
Alcalde: Johan Fortiga
Jurado: Exemen Pérez

Año 1293
Escribano: Fertún
Año 1310-1313
      Alcalde: Don Pedro Garcés





[1] A.H.N. Lengua Aragón, leg. 269. Publ. Galindo Romeo, P. pp. 104-105.
[2] A.H.N.,cart.595-B/187.
[3] A.H.N.,cart.595-B/372.
[4] A.H.N.,cart.595-B/391.
[5] A.H.N.,cart.595-B/94.
[6] A.H.N.,cart.595-B/221 y 228.
[7]Cabañero Subiza, B., Los orígenes de la arquitectura medieval de las Cinco Villas (891-1105): entre la tradición y la renovación; Apéndice documental: 1088. (Carta de donación del lugar de Sischar)
[8] A.H.N., Ordenes Militares (San Juan de Jerusalén), carp. 654, doc.11. Publ. Galindo Romeo, P., pp. 105-106.
[9] A.H.N. Ordenes Militares (San Juan de Jerusalén), carp, 655, doc. 3.
[10]A.H.N. San Juan de Jerusalén, carp. 654, docs. 15.18,19.


BIBLIOGRAFIA

-Cabañero Subiza, Bernabé. Los orígenes de la arquitectura medieval de las Cinco Villas (891-1105): entre la tradición y la renovación. Cuadernos de las Cinco Villas, 3. I.F.C. Ejea de los Caballeros, 1988.
-Galindo Romeo, Pascual. Sos en los siglos XI y XII. Revista Universidad, año I. Zaragoza, 1924.
-Lema Pueyo, José Angel. Colección diplomática de Alfonso I de Aragón y Pamplona (1104-1134). Eusko Ikaskuntza. Donostia, 1990.
-Piedrafita, Elena. "Relaciones sociales entre los concejos cincovilleses en los siglos XIII y XIV: conflictos y solidaridades", en Rev. Suessetania nº 13, pp. 96-119. C.E.C.V., Ejea de los Caballeros, diciembre 1993.
-Piedrafita, Elena. "Sectores sociales y ocupación territorial en las Cinco Villas (siglos XI al XIII)", en Las Cinco Villas aragonesas en la Europa de los siglos XII y XIII, coord. Esteban Sarasa Sánchez. I.F.C., D.P.Z., 2007.
-VV.AA. Gran guía de la España templaria. Ed. Aguilar. Madrid, 2007.
En la web:
-Caparrós, Francisco y Merche Villacampa. Las Ordenes Militares. Septiembre, 2005.