domingo, 20 de marzo de 2016

LAS PEÑAS DE LA VAL DE LA CRUZ

Las peñas de la Val de la Cruz


           Una monumental muralla natural de piedra arenisca de más de un kilómetro de longitud recorre el norte de Sos del Rey Católico desde el final del término de Sosito, en su zona oriental, hasta el inicio del término del Sabinar.
La formación rocosa, formada por gigantescas moles de piedras que parecen haber sido colocadas por la mano del hombre imitando una muralla, es una curiosa formación geológica labrada durante el período Triásico de la era Mesozoica, cuando toda esta zona estaba sumergida bajo el agua y la orogenia Alpina formó la cadena montañosa de los Pirineos(ver)
      Con el paso de los milenios, los diversos fenómenos meteorológicos, como el viento o la lluvia, fueron erosionando esta “muralla” esculpiendo las piedras hasta darles unas curiosas y caprichosas formas que algunos visitantes interpretan como cabezas o cuerpos enteros de animales o cualquier otro objeto imaginativo.
Igualmente, el paso del tiempo, la erosión, otros fenómenos naturales como terremotos, y posteriormente la mano del hombre, han contribuido al derrumbe de buena parte de esta “muralla”, quedando en pie los bloques de piedra que actualmente podemos admirar; pero queda la base de gran parte de ella, y que se puede identificar claramente en todo su recorrido entre los dos términos de Sos antes mencionados.
Aunque gran parte de la formación rocosa está derruída se puede distinguir
 la base de la misma a lo largo de todo su recorrido por el pliegue anticlinal
En el término de Sosito, llegando a la carretera de Navardún A-1601, y unos metros antes de llegar al cruce de Undués de Lerda, podemos ver parte de esta singular formación rocosa, de unos 200m de longitud,  que en dirección Este pierde toda su altura, pero todavía se distingue su base a lo largo del pliegue anticlinal en el que se asienta, y tras cruzar la A- 1601 continúa por dicho pliegue, con la carretera a un lado y campos de labor al otro, hasta recorrer unos 800 metros más. En este recorrido “la muralla” apenas es visible, excepto en dos ocasiones en las que las enormes piedras que la forman se yerguen majestuosas con sus veleidosas formas erosionadas, siendo visibles desde la carretera a Navardún.
La "muralla" en su arranque en el término de Sosito,
próximo al cruce de Undués de Lerda
La zona es conocida como la Val de la Cruz. Este nombre proviene del crucero que estaba situado aproximadamente en el cruce de Undués de Lerda, donde antiguamente se cruzaban los caminos medievales Sos-Undués y Urriés-Navardún-Sangüesa, muy próximo a la fuente Portillas, hoy desaparecida, estando actualmente ubicado el crucero frente al portal de Jaca, en Sos del rey Católico.
Y es por estar en este enclave por lo que estas formaciones rocosas son conocidas como “las Peñas de la Val de la Cruz”

Enormes bloques de piedra de esta formación rocosa permanecen en pie, en dirección a Navardún.

Dirección a Navardún.En algunas zonas la erosión ha contribuido a la formación de caprichosas formas
El recorrido de la "muralla" rocosa, claramente distinguible en el terreno
Vista de Sos del Rey Católico desde las peñas de la Val de la Cruz