viernes, 2 de diciembre de 2016

LOS BARRIOS DE SOS

Un barrio es  cada una de las partes o zonas  en que se divide un municipio. Esta subdivisión puede responder a una decisión simplemente administrativa, a una iniciativa urbanística,a un sentido de agrupación arquitectónica singular, histórica, administrativa, jurídica, etc. o a un agrupamiento de vecinos  de unas determinadas características físicas, sociales, económicas o étnicas, cuya finalidad es la de facilitar, mejorar y organizar las funciones administrativas de gobierno de un Ayuntamiento.
        Los barrios tienen su origen tras los alborotos en Madrid de 1766 (Motín de Esquilache), donde la movilización popular fue masiva, y ante la imperativa necesidad de controlar con mayor rigor la población de las grandes ciudades para vigilar y controlar a los “mal entretenidos” y prevenir nuevos alborotos, se crearon los barrios, y una serie de medidas que en un principio afectaron solamente a Madrid. A propuesta del Conde de Aranda se reformó la tradicional división de sus casas en “quarteles” y barrios, para que los Alcaldes de casa y corte (institución administrativo-judicial castellana)pudieran ejercer mejor las tareas de vigilancia, prevención y castigo que tenían a su cargo.
Las medidas se extendieron a las ciudades con audiencias (Zaragoza, Sevilla, Barcelona, Valencia…), que se dividieron en “quarteles”, éstos en barrios y los barrios en manzanas con casas numeradas. En cada manzana se debía colocar una placa indicando el número de la misma, el quartel y el barrio al que pertenecía, siendo, a la vez que una medida de policía y seguridad, una medida también de urbanismo.
La creación de barrios se extendió posteriormente a los pueblos y municipios pequeños, como Sos, donde todavía pueden verse algunas de estas primitivas placas, si bien en Sos fue una medida totalmente urbanística; a partir de entonces ya no se indicaría de forma vaga, por ejemplo; “la casa que está en la calle del herrero frente a la tahona que hay junto al portal del Mudo”



                 En Sos se crearon los barrios de San Martín, San Esteban, Laurel y de la Corona; este último albergaba el Barrio judío, también llamado Barrio Alto o Barrio Nuevo.  

          Los cuatro barrios se extendían de forma radial partiendo desde un mismo punto común, que era el centro del pueblo: la plaza del Ayuntamiento.
          Con posterioridad, estos primitivos barrios han visto cómo los sosienses han ido subdividiendo los mismos en otras barriadas según las características arquitectónicas de las nuevas viviendas que se iban construyendo o restaurando en la villa, o por cualquier otra característica de distinta índole. Son los barrios de “las casicas del cura”, “el mercado”, “la Tauna”, “Afueras”, ”los jardines” y recientemente, de nueva construcción, “las casas de la carretera”.                                                
Aunque estas subdivisiones no son "oficialmente" consideradas como barrios, es cierto que han incidido mucho en el vivir cotidiano de la villa y se han popularizado tanto que actualmente se usan como identificativas o de orientación espacial en el conjunto del caserío urbano de la villa.


Los cuatro barrios “oficiales” citados en un principio  no cumplen actualmente ninguna función administrativa gubernamental y sólo quedan las placas en las fachadas de las casas como recuerdo de un pueblo que en un tiempo no muy lejano dividió su caserío en barrios.










BIBLIOGRAFÍA


-DOMÍNGUEZ ORTIZ, ANTONIO. Carlos III y la España de la Ilustración. Alianza Editorial, 2005.
En la web:
-Wikipedia: Motín de Esquilache